Infiltraciones en el Caballo de Deporte

Con todo lo dicho estamos describiendo los criterios razonables y conservadores de su uso, donde si se tienen en cuenta, esta técnica será de valiosa ayuda.
En otros campos de la medicina, saliendo propiamente del mundo del deporte y las lesiones, las infiltraciones son una herramienta médica muy valiosa y en ocasiones irreemplazable.
Las usamos en pediatría, en la artritis séptica, para combatir la devastadora destrucción articular por efectos de la infección.


Lavado por infiltración articular en un potrillo con artritis séptica

La usamos en oftalmología,  de forma intraocular o subescleral, en numerosos casos de uveítis u otros problemas oculares.


Infiltración subescleral en un caso de uveítis recurrente

Se usan en los sarcoides o algunas lesiones tumorales, donde podemos infiltrar alrededor del tumor sustancias inmunosupresoras o citostáticas.
Lo usamos en enfermedades infecciosas, a veces en lugares de difícil acceso, como la infiltración de el  espacio subdural, entra cráneo y primera vértebra cervical, para tratar el tétanos o algunos tipo de meningitis.
En fin podemos, terminar que las infiltraciones son una herramienta médica, que usada con buen criterio es de muy valiosa ayuda. Que su uso puede ser perjudicial en algunos casos y altamente beneficioso en otros muchos. Que su significado, es solo una forma de administrar una medicación, y que lo importante para decidir, será su indicación precisa, las sustancias a emplear, las frecuencias de repetición,  y el respeto por el paciente.