Tratando el Navicular desde un Angulo Diferente

El síndrome navicular en los caballos es un arduo desafío en el tratamiento veterinario. Una forma de aliviar el dolor y reducir la inflamación asociada con esta condición consiste en inyectar un corticosteroide y ácido hialurónico —una combinación que tiene

excelentes tasas de éxito a corto y a largo plazo— directamente en la bursa navicular. Puesto que la inyección en la bursa navicular es más difícil que la inyección en la articulación interfalángica distal (DIPJ, por sus siglas en inglés), el tratamiento sería más simple si losmedicamentos pasaran siempre a través de la barrera biológica entre estos dos espacios sinoviales. Los dos espacios raramente se comunican de manera directa, pero las pequeñas sustancias de peso molecular se dispersarán en la bursa navicular desde la DIPJ. Sin embargo, las moléculas más grandes como el ácido hialurónico no pueden dispersarse. Un estudio en 11 caballos adultos clínicamente normales evaluó si la acetonida triamcinolona, un corticoesteroide comúnmente utilizado en el tratamiento del síndrome navicular, se dispersaría de la DIPJ a la bursa navicular, si la difusión sería directa o sistémica, y si la adición de ácido hialurónico afectaría esta difusión.

El estudio se realizó en dos fases. En la primera fase, se inyectó triamcinolona más solución de Ringer Lactato en la DIPJ de ambas extremidades anteriores de siete caballos. Se obtuvo el líquido sinovial de la bursa navicular a los 30 minutos y a una, tres, seis y nueve horas después de la inyección. Además, se evaluó este líquido para determinar en qué momento ocurrió la concentración más alta de triamcinolona. La concentración más alta de triamcinolona en la bursa navicular ocurrió seis horas después de la inyección en la DIPJ. En la segunda fase, se les inyecto a 11 caballos triamcinolona más solución de Ringer Lactato en una DIPJ de la extremidad anterior y una inyección de triamcinolona más ácido hialurónico en la otra extremidad anterior. Seis horas después de la inyección, se evaluó las muestras del líquido sinovial obtenidas de las bursas naviculares de las extremidades anteriores y posteriores de cada caballo. Las muestras de las extremidades posteriores sirvieron como un grupo de control sistémico ya que la absorción sistémica de la triamcinolona ocurre después de una inyección articular.

  • 1
  • 2