Terapia Oxigeno-Ozono para Alteraciones Músculo Espinales

Los cambios en la columna dorsolumbar son una causa importante de disminución del rendimiento en los caballos deportivos y una alta incidencia de estos trastornos se han encontrado en la competeción en caballos de salto, doma y caballos de trote. Los cambios patológicos que afectan a la columna dorsolumbar se pueden dividir en tres categorías principales: deformidades congénitas  de la columna, lesiones de tejidos blandos, trastornos vertebrales.

 

Deformidades congénitas de la columna toracolumbar incluyen curvatura anormal (escoliosis o lordosis) y la unión de las vértebras (sinostosis).
Las lesiones de partes blandas incluyen esguinces, roturas de ligamentos, enfermedad del disco y lesiones en la piel causadas por úlceras o lesiones parasitarias.Los cambios óseos son  espondilosis osificante, espondilosis deformante, además  fracturas de los procesos espinosos dorsales y  de las apófisis espinosas, las articulaciones intervertebrales, arco neural y los cuerpos vertebrales.
Este estudio se centra en las lesiones de tejidos blandos espinales (los músculos longissimus dorsi ,psoas, los glúteos, etc.) A raíz de la tensión muscular intensa estos músculos pueden sufrir diversos grados de inflamación.


El manejo conservador de los trastornos toracolumbares incluye tratamientos anti-inflamatorios, la acupuntura, las técnicas de fisioterapia como la diatermia de onda corta, la termografía, la ecografía, y campos magnéticos pulsantes, y por último las técnicas de manipulación, como la quiropráctica y la osteopatía. Estos tratamientos tradicionales han sido recientemente implementados por tratamientos con oxígeno-ozono de ámplio uso en medicina humana. En vista de la escasa literatura sobre la administración de oxígeno-ozono para el tratamiento de trastornos de la columna en el caballo, este estudio es el resumen de los informes de casos de cuatro caballos de trote tratados por la infiltración de oxígeno-ozono.