Comparación entre implantación intralesional y perfusión regional en el tratamiento de células madre mesenquimales en tendinitis flexoras

Las células madre mesenquimales (CMM) se usan de manera creciente en el tratamiento de lesiones tendinosas y ligamentosas tanto de manera experimental (1, 2) como en estudios clínicos (3). La supervivencia de las CMM implantadas intralesionalmente se han investigado usando células marcadas y estudiando su persistencia entre tres y cuatro meses tras la implantación (4, 5). Dichas células persistieron, si bien en pequeños números. El momento de esta pérdida en el número de células no pudo ser determinado, y se desconoce cuantas sobrevivieron el momento de la implantación. Además, otras vías alternativas de administración a la implantación intralesional han sido sugeridas, dado que la lesión podría realizar un “efecto llamada” a las CMM.

Nuestra hipótesis es que las CMM se retienen en la lesión tras su implantación intralesional, y que tras la administración intravenosa sistémica e intravenosa por perfusión regional las CMM anidan en la lesión.

Material y método

Eficiencia de marcado celular In Vitro: Partes alícuotas con 10 millones de CMM fueron marcadas con 200MBq de tecnecio-99m pertecnetato sódico (Tc-99m) y 1 vial de Hexametilpropilenoamina oxima (exametazina, HMPAO)1. Para obtener la eficiencia óptima de marcado se compararon tiempos de incubación de 10, 20 y 30 minutos y dos diferentes medios de incubación (Dulbeccos Modified Eagles Medium (DMEMs) y solución salina tamponada de fosfato (PBS)).

Estudio clínico: Se seleccionaron 9 caballos con tendinitis del flexor digital superficial inducidas por el ejercicio de manera natural (TFDS) y 3 caballos con dermitis del accesorio del tendón flexor digital profundo (DAFDP). Las lesiones tenían que ser agudas, con menos de 21 días de duración. Tras su evaluación clínica y ecográfica se obtuvieron del esternón 2 x 9.5 ml de partes alícuotas de medula ósea, siguiendo protocolos ya publicados (6). CMM se aislaron y cultivaron por protocolos estandarizados (3, 6). Tras unas 3 semanas, 3 alícuotas con 10 millones de CMM de cada paciente cada una se enviaron al Hospital de Referencia La Equina, una cada semana en 3 semanas consecutivas. Las CMM se marcaron con Tc-99m HMPAO antes de cada administración. La eficiencia de marcado se midió en cada alícuota.

Este trabajo acaba de ser aceptado para su publicación por el Journal of Orthopaedic Research. Esta publicación tiene la mejor reputación en ortopedia de humana en el mundo, con un factor de impacto de 2,8.