Nueva opción de tratamiento para los cuartos

Los cuartos son una causa más frecuente de problemas en el casco para todas las razas y tipos de caballos. La gran mayoría de grietas horizontales (ceños) y verticales (cuartos)  son superficiales y no causan ningún problema significativo . Las grietas más profundas, sin embargo, pueden ser particularmente problemáticas y se  asociacian a menudo con cojera.


Un cuarto "verdadero"  comienza en la banda coronaria y continúa a través de todo el espesor de la pared del casco en la lámina sensible (o dérmica). Esto conduce a la inestabilidad de la cubierta del casco con a menudo inflamación e infección. Estos cuartos causan dolor debido ya sea a la infección y/o más frecuentemente debido a la inestabilidad que se crea en las láminas sensibles.
Una vez formados los cuartos  pueden ser un problema recurrente y plantear un desafío frustrante para los veterinarios y los herradores. Se han propuesto muchas causas para su formación, incluyendo golpes o daños preexistente de las láminas subyacentes, prácticas de herraje inapropiadas  o defectos de aplomo. Sin embargo la mayoría de los cuartos están asociados con un desequilibrio del casco. Los cuartos de la pared dorsal (parte delantera del casco ) se asocian por lo general con una pared del casco frontal cóncava y con lumbres largas y pocos talones. Los desequilibrio mediolaterales del casco se suelen presentar en caballos con cuartos, lo que da lugar a que el caballo apoye primero en un lado del casco (normalmente el lateral). Los caballos con cuartos tienen a menudo los talones montados como consecuencia del desequilibrio.
Métodos de tratatamiento
El tratamiento de los cuartos puede ser prolongado y difícil. Implica al propietario, al veterinario y al herrador trabajando juntos y con frecuencia se dan varias recidivas  antes de la curación. El éxito del tratamiento generalmente implica abordar varios factores:
1. Abordar cualquier desequilibrio del casco
La conformación del casco es la parte más importante de cualquier tratamiento. Para caballos con cuartos en las lumbres, debe hacerse todo lo posible para eliminar la concavidad de la pared frontal, manteniendo la lumbre lo más corta posible. Con cuartos laterales se debe tratar caulquier desequilibrio mediolateral. Sólo abordando estos problemas lse logrará mantener las tensiones naturales fuera de las zonas debilitadas del casco. Los caballos con cualquier forma de cuartos se hierran generalmente  con herraduras de corazón para crear la estabilidad del casco. Con cuartos laterales la parte del talón acortado (la parte del casco posterior al cuarto hacia el talón) se ve como "flotando" sobre la herradura.
2. Restringir el trabajo


Se debe limitar el trabajo excesivo durante un mínimo de 3 a 4 semanas. El movimiento seguirá presionando los cuartos abiertos y, por tanto, un período corto de reposo permite el crecimiento de tejido córneo normal por debajo de la banda coronaria. Una vez que esto se ha producido y siempre y cuando el casco esté bien equilibrado, puede volver al trabajo.